Candidatos de la derecha

Así ha definido el alcalde de mi ciudad a uno de los posibles candidatos por su partido a la presidencia de la Comunidad de Madrid, sus palabras exactas, extraidas de su propio blog fueron "Tomás Gómez se está convirtiendo en el candidato de la derecha".

¿Cuánto es mucho señor embajador?

En una carta publicada este domingo en El Pais Semanal, el señor Raphael Schutz, Embajador de Israel en España, se ofende porque para el señor Millás, los israelíes (en realidad el gobierno israelí, a través del ejército, su brazo armado) "mata mucho".

Por qué lo llaman...

¿Por qué lo llaman "poner en riesgo la democracia" cuando quieren decir "recelo a la libertad de expresión"?

No se muy bien por qué los políticos en este pais, y también los no políticos con cierto poder, tienen tanto miedo a aquellas manifestaciones populares que no encajan con su ideario y acaban haciendo declaraciones alarmistas calificando a esos ciudadanos de antidemócratas y extremistas, intentando con ello ocultar la auténtica verdad, los principales enemigos de la democracia son precisamente ellos que utilizan todos los medios que tienen a su alcance, y son muchos, para poner trabas a que la gente puede ejercer la libertad de expresión, uno de los pocos derechos que nos da esta cuasidemocracia en la que vivimos.

Desvergüenza

  • ¡Pero como pueden ser tan bobos!
  • Si es que a quién se le ocurre
  • Claro, van buscando lo barato y así les va
  • Se lo tienen bien merecido, la próxima vez que contraten algo mejor
  • ¿Volar en una cometa? ¿pero no se daban cuenta que era un timo?
  • Bueno, gracias a gente así otros podemos embolsarnos nuestros buenos dineros.



Esas frases anteriores no forman parte de mi pensamiento, ni nada parecido, son simplemente una interpretación libre que hago de las palabras que el presidente de la CEOE y dueño de Air Comet hizo sobre los viajeros que habían comprado billetes para viajar con su compañía aérea.

¡A la hoguera!

Ultimamente he empezado a tener envidia por los diputados, sí, de esos señores y señoras que se sientan (cuando lo hacen) en unas butacas con aspecto de ser muy cómodas y que hacen como escuchan a un plasta muy aburrido mientras realmente juegan con el ordenador que tienen incorporado en su sitio.

Y la envidia no viene precisamente por los sueldos que manejan, por los extras que reciben, ni por esa sensación de que su horario (si es que tienen) puede ser más atractivo. Tampoco envidio la sensación de poder que debe dar el formar parte de un grupo oligárquico que aprueban leyes que afectan al resto de la población, ni la impunidad que parecen tener en todas sus actuaciones, aunque bordeen los límites de la legalidad.

Nada de todo eso es el motivo por el que he empezado a envidiar y desear estar en el lugar de los diputados.

Insuperable ¿o tal vez si?

Hace algún tiempo escribía por aquí sobre las incoherencias de los políticos a pesar que, a juzgar por lo que llevo visto durante muchos años hablar de coherencia y político resulta cuanto menos paradójico.

Vale, pues nos suicidamos

Esta mañana escuchando la radio han sacado unas declaraciones de un socio del club ese que se llama iglesia católica, o algo parecido, creo que dijeron que tenía cargo de obispo, que debe ser algo así como primer vocal o tal vez subsecretario.

Buscando por la red he encontrado este artículo publicado en la COPE sobre este asunto.

Construyendo un paquete simple

Hace un mes y medio comenté de pasada que tal vez en algún momento escribiría sobre como empaquetar un simple script y hoy será el día en que cumpla mi promesa.

Lo que vamos a ver aquí es como construir un paquete deb, para que nos facilite la instalación de un script, o de un binario que hayamos compilado, y para el que no tengamos el archiconocido configure, ya que en ese caso el procedimiento de empaquetado sería mucho más automático que los pasos que voy a seguir aquí.

Fuera de lugar

Hace unos días los bárbaros han vuelto a golpear segando la vida de dos personas y dejando sin hogar a otras muchas, sin embargo, no serán los asesinos y cómplices a quienes dedique estar torpes líneas, pues creo que quizás, la única respuesta que nos queda sea la que los ciudadanos de la capital protagonista del “Ensayo sobre la lucidez” del maestro José Saramago, dan a otros terroristas, ya sean pistoleros a sueldo o políticos mezquinos, que intentan quebrar tanto la convivencia pacífica como su libertad; esa respuesta no es otra que la protesta silenciosa, el silencio de los justos en contraposición con el estruendo de las bombas.

Otro día tal vez escriba sobre la envidia que me da el comportamiento cívico de esos ciudadanos anónimos que inventa Saramago y como un pequeño gesto repetido por miles de esos personajes sin nombre provoca un tsunami en las anquilosadas mentes de los políticos. Hoy en cambio, me apetece hablar sobre algunas reacciones, algunos gritos que se han escuchado/leído en los actos de repulsa a los criminales atentados.

Construyendo una pagina sencilla del man

Hace mucho que no escribo por aqui y mucho más que no lo hago sobre algo relacionado con GNU/Linux, por lo que ya va siendo hora de cambiar esto. Estos dias atrás a raiz de una pregunta en Ubuntu-es, que Odin lo tenga en el Valhalla, estuve investigando sobre la construccion de paquetes deb para empaquetar un simple script (tal vez en otro momento escriba algo sobre eso), y al montar el paquete deb me encontré estudiando como hacer páginas del man, sí me refiero a esas que existen en cualquier sistema Unix o GNU/Linux y que mucha gente decide ignorar porque suele ser más cómodo preguntar a leer la documentación. El caso es que como lintian, que es una especie de validador de paquetes tiene el capricho de avisarte cuando en tu paquete no viene la pagina del man correspondiente, me puse a estudiarlo para ser capaz de generar algún "man" sencillo.
Distribuir contenido