Creyentes

A lo largo de los años me he cruzado con muchos creyentes de muy diferente signo, los típicos que creen en cuestiones religiosas, los fanáticos de determinados productos industriales/tecnológicos (apple-maníacos, google-maníacos, ...) pero también otro tipo de creyentes, también fanáticos ellos, que edulcoran sus creencias mediante estudios científicos más o menos serios.


Obviamente un estudio científico tiene mucha más consistencia que una revelación divina, por mucho que tengamos el capricho de dar todo el crédito del mundo al Monstruo del Espaguetti Volador, al Unicornio rosa invisible o a cualquier otro invento humano similar (lease Alá, Yaveh, Dios, ...). Pero cuando hablamos de tomar decisiones en base a estudios científicos sobre determinadas cuestiones que podrían afectar a la salud o al medio ambiente, entonces tal vez habría que mirar esos estudios científicos con una mirada más crítica que complaciente.

La racionalidad de lo irracional

Cuando uno escucha ciertos comentarios que pretenden hacerse pasar por argumentos racionales para justificar determinadas posiciones irracionales, podría sorprenderse si no fuera porque el autor de los citados comentarios se trata de un personaje cuya credibilidad en términos racionales se mide con una vara negativa.

Este fin de semana, el Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, integrante del gobierno de España formado por el PP, ese mismo partido que recurrió al Tribunal Constitucional el matrimonio homosexual y que aseguraba que respetaría la decisión que adoptara el tribunal (que ya se pronunció favorablemente sobre el matrimonio homosexual), ha declarado sin ningún tipo de pudor oponerse al matrimonio gay utilizando para ello el argumento, que él califica de racional, de la pervivencia de la especie.
Sus palabras exactas (extraídas de esta noticia del diario Publico.es) han sido:

Si nos oponemos al matrimonio entre personas del mismo sexo, no podemos usar argumentos confesionales. Existen argumentos racionales que dicen que ese matrimonio no debe tener la misma proteccion por parte de los poderes publicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaria garantizada.

euRo-bo por receta

Desde primeros de año en la comunidad de Madrid, gobernada por el mismo partido que ostenta la titularidad del gobierno en el estado español (a día de hoy desconozco si además de la titularidad también gobiernan), nos exigen el pago de una tasa por permitirnos el lujo de querer tratar médicamente nuestras enfermedades.

Gallinas masoquistas

Hoy, después de la jornada de huelga general y tras ver los resultados de la misma podría mostrar cierta perplejidad sino fuera porque a mi modo de ver confirma algo que llevo dándole vueltas desde hace algún tiempo.

Importar concejales

Pues sí, creo que tengo el negocio redondo con el que no se si acabaré por hacerme rico pero lo que es seguro es que conseguiremos un ahorro importante en los presupuestos locales.

Resulta que tras ver una parte del programa de esta noche de Jordi Évole he visto la luz y la gran solución a nuestros problemas pasa por la importación de concejales parisinos para las ciudades españolas.

¿Batasuno?

Tengo un problema para mañana y es que no se si tengo que salir a la calle a quemar contenedores, montar barricadas y lanzar cócteles molotov o tengo que ir a trabajar como cualquier otro jueves.

Y es que después de escuchar al insigne portavoz del PP en el Congreso, señor Alfonso Alonso, decir que "cuando él era estudiante, quien convocaba las huelgas era Batasuna" o al omnipresente ministro Wert (presente en todos los teclados qWERTy) afirmar que "ve insólito que los padres apoyen una huelga política basada en supuestos de la extrema izquierda antisistema" uno ya no sabe si su sitio realmente está entre los de la kale borroka o por el contrario simplemente está entre aquellas personas que se preocupan por la educación que van a recibir sus hijos cuando esté gobierno complete su plan de destrucción de la educación pública.

Perdón por querer vivir

Desde este humilde blog en el que muy de vez en cuando dejo unos pinceladas de mis ideas, quiero pedir perdón, porque realmente he ofendido a cerca de 20 millones de españoles; ahí es nada, algunos bocazas agreden con sus palabras a alguien que circunstancialmente pasaba por ahí, pero yo lo hago a millones de personas.

Quiero pedir perdón a los casi 11 millones que han apoyado al actual gobierno, y por tanto son corresponsables con su acción, de las medidas que sus líderes toman, como la que sin duda ejercerán en un futuro no muy lejano siguiendo los consejos del FMI acerca de un nuevo aumento en la edad de jubilación.

Un padre analfabeto y preocupado

Estoy tremendamente preocupado con lo que he leído esta semana acerca de mis hijos.
La verdad es que no es para menos, sobre todo si se tiene en cuenta que el texto procede de toda una eminencia, una respetable persona cuyas opiniones son practicamente ley.

En defensa de la familia

Debido a que estoy muy preocupado con este tema, publico la carta que acabo de enviar al Arzobispado de Madrid instandoles a que vuelvan a salir a la calle en defensa de la familia, ante los recientes ataques que está recibiendo:

El triunfo del estado de derecho... o no

Hoy debemos estar contentos, tal como nuestra lideresa, la ínclita e insigne presidenta de la comunidad de Madrid (que no de vecinos) ha declarado.

Se supone que la sentencia dictada en el primero de los juicios contra el malo maloso (ya no presunto), ex-juez Garzón (ex al menos durante los próximos 11 años), es un pequeño paso para la justicia y un gran paso para la humanidad, ya que condena a quien decide aprobar escuchas a unos sospechosos de cometer algún delito.

Distribuir contenido