Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Escuchando Radio Binario en el terminal

¿Escuchando qué?.

¿Que no sabes lo que es Radio Binario?, joer pues eso, una emisora de radio que han montado la gente de elbinario. ¿Que qué es elbinario?, joer, pues lo que pone abajo de su web, una publicación comunitaria autogestionada. ¿Que tampoco sabes qué es eso de autogestionada?, bueno mira, ya si eso buscas por ahí que te lo explicarán mucho mejor, porque como me líe yo no arranco.

¿Y dónde dices que lo quieres escuchar?

Pues en esa pantallita negra que de vez en cuando ves en mi ordenador y sueles mirar con bastante extrañeza.

Ya se que para escucharlo lo único que tendriamos que hacer es abrir un navegador en condiciones (lease Firefox) e ir a la dirección del reproductor web que han montado o bien podría abrir un reproductor con interfaz gráfica (es decir de esos que te gustan y que manejas a golpe de ratón) como Banshee, Rhythmbox, Quod Libet o similar y añadir la url de la emisora, pero si no me apetece abrir el navegador o alguno de esos reproductores o simplemente no he levantado por el motivo que sea la interfaz gráfica necesito encontrar una alternativa simple y que funcione en un terminal.

Ya que la dirección de la emisora es http://radio.elbinario.net:8000/radio.ogg (esto es emite en formato ogg) la opción más evidente era buscar algún reproductor del formato ogg que no requiera interfaz gráfica y el primero que me vino a la cabeza fue ogg123 (paquete vorbis-tools).

Así, escuchar Radio Binario en la terminal queda la mar de simple, lo único que hay que hacer es escribir lo siguiente:

ogg123 -q http://radio.elbinario.net:8000/radio.ogg

y cuando queramos pararlo el socorrido CTRL-C y se acabó la emisión (el -q es para que no muestre nada por pantalla).

Y después de esto te preguntarás ¿para qué narices sirve una entrada en el blog tan tonta?, pues la verdad es que para nada, porque quienes tienen alergia a la terminal no van a empezar a usarla ahora para esto (existiendo alternativas de las que les gustan) y aquellas que la utilizan con frecuencia tampoco les va a aportar nada porque es seguro que conocían ogg123 y probablemente otras opciones mejores; sin embargo a pesar de su inutilidad para las demás, no me resisto a publicarlo, al menos a mí me servirá de recordatorio para cuando la memoria empiece a flaquear.