Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Rescisión de contrato

El otro día en mi Comunidad de Vecinos le pedí al administrador la relación de gastos del 2013, sí ya lo se, soy un tocapelotas pero bueno, supongo que ya tienen asumido los administradores de fincas que es inevitable que tengan que lidiar con gente así.

El caso es que el administrador me respondió diciendo que todavía no tenía disponibles las cuentas del año pasado, pues sí, estamos en octubre del 2014 y han pasado casi 10 meses desde que se cerró el ejercicio anterior, tiempo que una mala persona como yo estima que es más que suficiente para prepararlo. Ante esta respuesta mi reacción natural hubiera sido rescindir su contrato y denunciarle, como mínimo ante el Colegio Oficial de gestores de fincas, pero el resto de mis vecinos que son buena gente prefieren darle otra oportunidad, sobre todo cuando nos dice que nos puede pasar las cuentas del 2012 para revisarlas.

Así el administrador saca un documento bastante "tocho" con una relación de epígrafes, un tanto genéricos, en los que se ve lo que se había presupuestado y lo que finalmense se ha gastado, de esa forma nos encontramos con títulos tan clarificadores como Contratos. Yo que sigo siendo muy mala persona le pregunto que qué es eso de Contratos y ante su respuesta en la que me explica que son los distintos contratos que tiene la Comunidad (mantenimiento de ascensores, seguros, limpieza, ...) le pido un desglose de los mismos pues me interesa saber a cuanto asciende el de limpieza (por ejemplo).

En este punto el pobre administrador me indica que aunque tiene esa información resultaría muy costosa proporcionarnosla, es decir que si queremos un detalle de los gastos nos aguantamos porque sería una "locura" proporcionarnos tanta información. Obviamente eso es aplicable no solo al epígrafe de Contratos sino a todos los demás. Como en todo este tiempo no he mejorado y sigo siendo una malísima persona yo ya le habría despedido por segunda vez con la pertinente denuncia y además le hubiera soltado unos cuantos gritos sobre lo que opino con respecto a su honorabilidad, pero por suerte mis vecinos no son así, ellos son buena gente (no se si lo he dicho ya) y deciden continuar confiando en el administrador a pesar de que empiezan a incomodarse con su actuación.

Entonces nos fijamos todos en un apartado, que está casi al final de la relación de gastos, un poco escondido, que supone casi un 10% de todo lo gastado en el año 2012 y que tiene el esclarecedor nombre de "Otros". Cuando se le pregunta por él simplemente responde que son aquellos gastos que no encajan en ningún otro epígrafe pero que sería muy pero que muy complicado desglosarlo para saber en qué se lo han gastado, aunque, por supuesto, todo esta más que justificado con las correspondientes facturas que no nos van a enseñar por el enorme trabajo que acarrea.

Es decir, resumiendo, resulta que de cada 100€ que gastamos en la comunidad 10€ van a algo que no se sabe lo que es y que ni nos dan una pista, vamos que podría ser perfectamente una visita del administrador a un balneario para hacerse una cura de estres. Y llegados a este punto mi maldad congénita acaba por contaminar al resto de mis vecinos, que por muy buenas personas que son no pueden tolerar a un administrador de fincas que en octubre de 2014 solo les pueda dar una relación genérica de gastos del 2012 y encima desviando casi un 10% de ellos a algo tan oscuro y sospechoso como un Otros.

Ni que decir tiene que tanto la Comunidad de Vecinos como el Administrador de la historia son ficticios... ¿o tal vez no?, porque realmente ese es el comportamiento que tienen una gran parte de los gobiernos municipales de este pais entre los que se encuentra el de Getafe. Es decir sufrimos unos gestores municipales que utilizan nuestro dinero para no se sabe qué y que son incapaces de proporcionarnos esa información (por supuesto sin detallar gasto por gasto) con al menos 10 meses de retraso (como para pedirles que además nos muestren el estado de los gastos en el día a día) lo que sugiere que o bien hay algo cuanto menos extraño o simplemente que son incapaces de hacer su trabajo.

Como no voy a ser mal pensado y creer que hay algo oscuro y tal vez inconfesable en su retraso solo queda la opción de su incapacidad, lo que se traduce en un corolario muy simple, si son tan torpes-ineptos-incapaces para no publicar las cuentas de un año hasta que no han pasado casi 10 meses del siguiente, entonces no están capacitados para ocupar su puesto, por lo que por honestidad deberían dejarlo.

Para intentar controlar lo que hacen estos gestores con nuestro dinero es por lo que surge #AuditaGetafe una iniciativa ciudadana que pretende en definitva conseguir que recobremos el control de nuestras vidas usando en primera instancia la documentación que tenemos disponible.