Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Dia de los Documentos Libres

Hoy se celebra en todo el mundo el Día de los Documentos Libres.

Este es un acto que se celebra el último miércoles de marzo de cada año, en el que se pretende concienciar sobre el uso de los formatos y estándares abiertos.

A muchos les sonará a sumerio eso de Documentos Libres y seguro que más de uno dirá pues mis documentos no los tengo encarcelados y tal vez estén en lo cierto, pero es muy probable que estén completamente equivocados si resulta que sus documentos están hechos en un formato privativo.

Imaginemonos la siguiente situación ¿irreal?.
Cuando queremos escribir una idea, discurso o la lista de la compra utilizamos un papel y un bolígrafo o lápiz. Ahora supongamos que nos convencen, como a la inmensa mayoría de la gente que nuestros escritos estarán mucho mejor si se escriben con un bolígrafo que utiliza una tinta especial. Para ver lo que escribimos necesitamos además unas pequeñas lentes. Sin ellas solo veremos un papel con un montón de borrones ininteligibles pero al ponernos las lentes todo lo escrito nos aparecerá en el papel como por arte de magia y además con una caligrafía exquisita.

Tanto la tinta como las lentes las fabrica la misma empresa que cada cierto tiempo hace algunas modificaciones en la tinta y en las lentes de forma que los papeles escritos con tinta nueva no pueden ser leídos con lentes antiguas.

Además, han empezado a aparecer rumores que dicen que las lentes son algo más de lo que dicen y sospechan que envían información sobre nosotros a alguien que no sabemos quien es. Al parecer alguien ha detectado que emiten ondas en una determinada frecuencia, aunque no han conseguido descifrar los supuesto mensajes que salen de las lentes.

El resultado es que tenemos nuestros documentos escritos de tal forma que solo podremos verlos con la lente de un fabricante y además tendremos que ir cambiando de lente con el tiempo para poder leer nuevos documentos con el riesgo que algunas de las nuevas lentes ya no nos sirvan para leer documentos muy antiguos. Entonces está claro que nuestros documentos no son libres pues están cautivos de los intereses de la empresa fabricante de lentes.

Paralelamente a esto, un grupo de gente se ha organizado para definir y publicar la fórmula de una nueva tinta para escribir con caligrafía impecable. Incluso han publicado las instrucciones para que cualquiera pueda construir unas lentes que nos sirvan para ver lo que se escribe con esa nueva tinta y no solo eso, sino que otras personas, aprovechando que todo está perfectamente documentado han creado unos filtros para acoplar a las lentes de la otra empresa y que les permita leer los documentos escritos con la nueva tinta.
Además, al estar publicadas todas las especificaciones tanto de la tinta como de la lente, tenemos la seguridad que no hacen a nuestras espaldas "otras cosas" distintas para las que se suponen fueron creadas.

Es decir cualquier documento escrito con esta nueva tinta no dependerá de un fabricante determinado ya que estará al alcance de cualquiera fabricar lentes para leerlos y por tanto tendremos nuestros documentos libres.

En esta situación, sería completamente absurdo seguir optando por la primera alternativa, sin embargo la realidad es que eso es precisamente lo que ocurre.
Ante la duda que este despropósito se esté dando por desconocimiento es por lo que apoyo y difundo el Día de los Documentos Libres, aunque mucho me temo que las cosas no cambiarán en este aspecto pues parece que la mayor parte de la gente no quiere ser libre, así que como para serlo sus documentos.