Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Gallinas masoquistas

Hoy, después de la jornada de huelga general y tras ver los resultados de la misma podría mostrar cierta perplejidad sino fuera porque a mi modo de ver confirma algo que llevo dándole vueltas desde hace algún tiempo.

Resulta que Galicia y en Cataluña son las comunidades donde el paro (hablo de la huelga no de las manifestaciones) ha sido secundado por más trabajadores y es que aún están las urnas calientes en Galicia donde una gran mayoría ha votado al partido del gobierno contra el que están protestando y el segundo partido más votado ha sido el que en la anterior legislatura abrió la puerta que conducía a esta inhumana reforma laboral. Además en Cataluña las previsiones son que la gran mayoría vote al partido actualmente en el poder, en esa comunidad que ya han demostrado ampliamente lo bien que se les da recortar las partidas más sociales y no solo eso sino que como segunda y tercera fuerzas políticas se postulan los partidos de los dos últimos gobiernos de este pais, sí esos mismos que con sus reformas laborales nos han dejado sin derechos, esos mismos que nunca han querido cambiar la ley de desahucios convirtiéndose de esa manera en responsables de la muerte de varias personas por no hablar de las muchas familias que se han convertido en sin techos porque en palabras de los dirigentes de ambos partidos vivieron por encima de sus posibilidades. Y si alguno piensa que eso es solo en Galicia y Cataluña, lo cierto es que en el resto del pais en el que el seguimiento de la huelga ha sido importante tenemos que los dos partidos más votados hace solo un año vuelven a ser los mismos de siempre, aquellos que han destruido nuestros derechos.

Está claro que en este gallinero en el que nos ha tocado vivir, cuando la mayoría de las gallinas quieren ser cuidadas por lobos, zorros grises, zorros rojos, chacales, coyotes, licaones, dholes, ... no es de extrañar nada de lo que nos pueda suceder ya que para esos depredadores somos solo un instrumento para sus fines y el único afán que pueden tener en cuidar a sus gallinas es para engordarlas antes de comérselas.