Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

¿Batasuno?

Tengo un problema para mañana y es que no se si tengo que salir a la calle a quemar contenedores, montar barricadas y lanzar cócteles molotov o tengo que ir a trabajar como cualquier otro jueves.

Y es que después de escuchar al insigne portavoz del PP en el Congreso, señor Alfonso Alonso, decir que "cuando él era estudiante, quien convocaba las huelgas era Batasuna" o al omnipresente ministro Wert (presente en todos los teclados qWERTy) afirmar que "ve insólito que los padres apoyen una huelga política basada en supuestos de la extrema izquierda antisistema" uno ya no sabe si su sitio realmente está entre los de la kale borroka o por el contrario simplemente está entre aquellas personas que se preocupan por la educación que van a recibir sus hijos cuando esté gobierno complete su plan de destrucción de la educación pública.

La verdad es que no me resulta extraño que estos siniestros personajes sigan con su táctica de criminalizar cualquier protesta que se produzca contra sus desmanes y cada vez me convencen más en que añoran esos tiempos en que las huelgas no solo estaban prohibidas sino que cualquiera que osara plantearlas se enfrentaba a penas de cárcel.

Pero al fin y al cabo esto es lo que más de 11 millones de españoles han querido hace menos de un año, pues cualquiera con una capacidad cerebral mínima (un par de neuronas conectadas bastaban) sabía lo que los carroñeros de la gaviota pretendían hacer, es decir la eliminación de derechos sociales, el deterioro absoluto de la educación y sanidad públicas, el recorte de las libertades civiles, la transformación de los ciudadanos en meros esclavos del poder económico, ... estaban en el programa oculto que 11 millones de personas eligieron ya fuera por convicción o simplemente por padecer esa enfermedad tan común en este pais: encefalograma plano.