Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Vale, pues nos suicidamos

Esta mañana escuchando la radio han sacado unas declaraciones de un socio del club ese que se llama iglesia católica, o algo parecido, creo que dijeron que tenía cargo de obispo, que debe ser algo así como primer vocal o tal vez subsecretario.

Buscando por la red he encontrado este artículo publicado en la COPE sobre este asunto.

El caso es que este buen hombre parecía indignado por la posibilidad de retirar los símbolos religiosos en los espacios públicos de Europa (supongo que se refería a la Unión Europea).

Al parecer todos debemos sentirnos muy satisfechos si nuestros hijos, que estudian en colegios públicos, ven día sí y día también, colgada en las paredes de sus aulas, la figura de uno de los líderes de esa "sociedad", creo que lo llaman crucifijo, ya que según esta persona el cristianismo es la base de la sociedad europea.

Y a lo mejor tiene razón, no hay más que ver la cantidad de europeos intolerantes que existen y que por tanto continúan con la tradición de las distintas inquisiciones (católicas o protestantes) que han existido en el pasado, aunque me da que quizás no se refiera a este legado.

Yo no termino de ver la importancia de esta ideología en el desarrollo de las libertades que disfrutamos en Europa, y supongo que en mi ignorancia lo máximo que alcanzo a entender es que ese pensamiento racional que ha sido el auténtico motor de Europa bebe directamente de las fuentes de los filósofos griegos que no eran precisamente muy católicos, pero supongo que el directivo del club ese, sabrá mucho más de estas cuestiones.

En cualquier caso antes de tener que ver un crucifijo, sinónimo de la culpa existencial humana y reflejo de ese pecado que todos, hasta los que acaban de nacer han ¿cometido?, preferiría ver reproducciones de algún busto de Platón, pues sin el cristianismo Europa seguiría siendo Europa, pero no sería lo mismo sin la influencia del filósofo griego; aunque mejor dejar las paredes desnudas para que la imaginación de cada uno las vista con lo que mejor les parezca.