Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Semifinales en Getafe

Esta tarde se juega en Getafe el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey de futbol entre el Barcelona y el Getafe. Seguro que algo así podría ser un motivo de orgullo para todos los getafenses, y digo sería porque... ...este partido implica que muchos ciudadanos de Getafe (de los que vivimos o trabajan aquí), que volvemos a casa después de un largo día de trabajo, tengamos que sufrir un atasco de media hora para entrar en la ciudad (más tiempo para los que tienen que salir), simplemente para que los autobuses de los futbolistas no tengan que esperar parados ni un minuto. Para ello nuestras autoridades deciden enviar a las fuerzas del orden público, sin importarles el gasto que ello supone, para bloquear la salida de Getafe y entorpecer ostensiblemente la entrada de los que simplemente no somos más que unos ciudadanos que en lugar de cobrar millones por perseguir a un balón, nos dedicamos, normalmente a cambio de míseros sueldos, a entregar un tercio, o más, de nuestras vidas a trabajar. Claro, ya se sabe que los privilegiados futbolistas, esa élita de nuestra avanzada sociedad, cuyo mérito principal consiste en saber dar golpes con el pie a una esfera de caucho, no podrían soportar, pobrecillos ellos, el cotidiano atasco que suele suponer un retraso de unos 10 minutos. Por eso, el resto de los parias, pues es obvio que somos el escalón más bajo de nuestra sociedad, tenemos que sacrificarnos, obligados por la autoridad policial, y ceder todavía más de nuestro escaso tiempo para que estos nuevos amos del mundo no desperdicien sus preciados segundos. Ya lo decía George Orwell con su celebre frase "todos somos iguales pero algunos son más iguales que otros".