Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Libertad de expresión asesinada

Controlar lo que los súbditos hablan o piensan es uno de las principales ambiciones de muchos de los gobernantes, incluso de aquellos que ejercen su poder en paises democráticos. Bajo el paraguas de la seguridad nacional se intenta controlar lo que la gente quiere decir o pensar. En algunos paises ese control es mucho más férreo y así nos encontramos con lugares donde tener una bitácora implica tener un censor detrás vigilandonos. Muchas personas son encarceladas en estos paises por cometer el imperdonable delito de intentar expresarse libremente, los que tienen más suerte simplemente se les elimina su capacidad de comunicarse con el exterior. Para hacer frente a la barbarie de paises como China, Uzbekistán, Irán y otros lugares similares, surge esta iniciativa de Amnistía Internacional en la que se recogen fragmentos de bitácoras que han sufrido censura. Yo desde esta bitácora he querido sumarme a esta campaña en favor de la libertad de expresión, es por eso que desde el pasado viernes aparece un cuadro a la izquierda con el título "Alguien no quiere que leamos esto" en el que se recogen algunos de esos pequeños fragmentos (en su idioma original) que los dictadores no quieren que se lea.