Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

Apocalipsis ...

La semana pasada 18 peligrosos terroristas fueron neutralizados en una brillante operación de las fuerzas antiterroristas de Israel. Entre los terroristas abatidos se encontraban algunos de los más siniestros personajes del terrorismo internacional, mujeres, niños y ancianos se escondían en su refugio preparando, sin duda, otro atentado terrorista. Informadores fidedignos afirmaron que un poco antes de la exitosa operación habían visto a algunos de ellos, un par de niños, entrenandose para el horror golpeando con sus pies un artilugio de cuero, de forma esférica, mientras gritaban sus horrendas consignas, algo así como GOOOL. Algo como lo anterior es lo que ha debido pasar por la mente de los dirigentes norteamericanos para vetar en la ONU una condena a la acción terrorista que el Estado de Israel, a través de su brazo ejecutor, es decir su Ejército, perpetró la semana pasada contra una familia palestina. Imagino que algo parecido debieron pensar también nuestros representantes de la Union Europea al no querer hacer un comunicado de condena a tan execrable hecho. Ya se que en Israel/Palestina se producen todos los días actos de violencia por ambas partes, ya se también que para muchos, una crítica a lo que hace el ejército israelí es equivalente a autodefinirse como anti-hebreo, pero la verdad es que a mí no me importa que alguien, tal vez alguno de esos asesinos, o alguno de esos descerebrados que justifican sus actos, me catalogue de esa manera. Al fin y al cabo lo único que hago es llamar a las cosas por su nombre, y no he sido yo quien ha asesinado a 18 personas inocentes (bebés incluidos) sino un Ejército respaldado por un gobierno que con actos como este merece por mi parte el mismo desprecio que siento hacia cualquier otra organización terrorista. El personaje que interpretaba Marlon Brando en la película Apocalipsis Now, al pronunciar las palabras el horror no estaba describiendo la actualidad que vivimos, pero en cualquier caso creo que ilustra perfectamente esta cruel realidad.