Compartir

Compartir en GNU Social Compartir en Diaspora*

¿A la hoguera con los gays?

Después de las últimas intervenciones de representantes de la iglesia católica en relación a la posibilidad de efectuar matrimonios entre homosexuales, creo que no me extrañaría que empezaramos a oir en los mismos foros gritos como el del título (quitando las interrogaciones). No voy a entrar a considerar si es lícito que se permita a dos personas del mismo sexo contraer matrimonio, en cambio voy a perder algo de mi tiempo en comentar las intervenciones de la jerarquía eclesiástica española en relación a este tema. Según la iglesia el matrimonio es un sacramento sagrado y sería una aberración permitir que dos personas del mismo sexo se casaran, sin embargo lo que se les olvida decir es que lo que se está proponiendo por el Gobierno, no es que los homosexuales puedan "beneficiarse" de ese sacramento, sino que puedan contraer matrimonio CIVIL. Es decir aquí no hay sacramento ni nada sagrado, ya que esos dos términos forman parte de los ritos religiosos que no se están cambiando con la ley, como no podía ser de otra manera, al fin y al cabo, la iglesia es un club privado que impone sus propias normas a aquellos que deciden "asociarse". Por tanto resulta extraño, por no decir absurdo o estúpido, que los obispos se escandalicen porque se admita el matrimonio civil entre gays, ya que, al fin y al cabo, el matrimonio civil es algo que no tiene ninguna validez para la iglesia católica, es más aquellos "fieles" que se casan por lo civil están incurriendo en el mismo pecado que si se fueran a vivir juntos sin casarse, por tanto sobran estas reacciones de los religiosos, rasgándose las vestiduras pues los homosexuales seguirán sin casarse por el único rito o ceremonia válido para ellos.